sábado, 5 de febrero de 2011

El Tao y los cinco elementos


“Tao” es una expresión ligada a la cultura china. La primera referencia al Tao aparece en el libro “Tao Te Ching” de Lao-Tsé, datado por el 600 a.C. Es un libro doctrinal o de discurso y también metafísico. El título del libro puede traducirse como “El libro del camino y de su virtud”.

En el primer capítulo Lao-Tsé dijo:

El Tao que puede llamarse Tao
no es el verdadero Tao.
El nombre que se le puede dar
no es su verdadero nombre.
Sin nombre es el principio del Cielo y la Tierra;
y con nombre, es la madre de las diez mil cosas.
Desde el No-Ser comprendemos su esencia;
y desde el Ser, sólo vemos su apariencia.
Ambas cosas, Ser y No-Ser, tienen el mismo
origen, aunque distinto nombre.
Su identidad es el Misterio.
Y en este Misterio
se halla la puerta de toda maravilla.

Tao es el concepto de totalidad, no puede tener nombre ni definirse porque no hay nada con que compararlo y diferenciarlo. Siendo todo, absolutamente todo, no es posible describirlo de ninguna de las maneras. Lo que podemos nombrar y definir, es una parte manifestada de Tao, que percibimos a través de los sentidos.

Dicen los eruditos filósofos taoístas que Tao creó la dualidad para auto-manifestarse, estableciendo así una dinámica de cambio constante. El principio de dualidad es lo que se conoce como Yin-Yang. Yin es la fuerza femenina y Yang es la fuerza masculina. Son los dos principios absolutos de la naturaleza. Yin atrae y absorbe, Yang empuja y penetra.

La filosofía china se basa también en un texto mucho más antiguo que el Tao Te Ching, es el llamado “I Ching” o “libro de los cambios”, datado del 1200 a.C. Es un libro donde se describe la dinámica de los procesos naturales para todas las cosas. Establece 64 hexagramas o combinaciones de 6 fuerzas de Yin y Yang, para definir los distintos tipos de procesos. La medicina tradicional china se basa en este marco filosófico y mantiene que una persona enferma fisicamente, emocionalmente, mentalmente y espiritualmente cuando su energia no está en armonía con el cambio.

Los cinco elementos son una forma de clasificar los fenómenos naturales descritos en el I Ching. Es más adecuado llamarlos fases en lugar de elementos por su carácter dinámico. Se conocen como madera, fuego, tierra, metal y agua. En el libro “el tao del cambio”, de Francesc Marieges, está perfectamente explicado. Así por ejemplo tiene un párrafo donde lo resume de esta manera: “Hemos visto cinco fases biológicas del ser humano: la del pequeño movedizo e inquieto [madera], que se vuelve exultante y arrogante durante la adolescencia [fuego], y que se centra y estabiliza cuando ya se vuelve adulto [tierra], que empieza a frenar y a decaer cuando ya es una persona madura [metal], y que se encoge y casi inmoviliza cuando se vuelve anciano [agua]. Ésta es la evolución biológica de las cinco fases.”

Adjunto una tabla donde se correlacionan características de los cinco elementos atendiendo de igual modo a aspectos mundanos o más Yin, y a aspectos espirituales o más Yang:
  
Elemento
Criatura celestial
Clima
Estación
Planeta
Madera
Qīng-lóng (青龍)
Nacimiento
Viento
Primavera
Júpiter
El Dragón verde
Fuego
Zhū-què (朱雀)
Crecimiento
Calor
Verano
Marte
El Fénix rojo
Tierra
Huáng-lóng (黃龍)*
Elaboración
Humedad
Cambio de estación entre el verano y el otoño
Saturno
El Dragón amarillo
Metal
Bái-hǔ (白虎)
Maduración
Sequedad
Otoño
Venus
El Tigre blanco
Agua
Xuán-wǔ (玄武)
Conservación
Frío
Invierno
Mercurio
La Tortuga negra-Serpiente

Elemento
Sabor
Sentido
órgano (yin)
Víscera (yang)
Dedo
Madera
Ácido
Vista
Hígado
Vesícula biliar
Anular
Fuego
Amargo
Intuición
Corazón
Intestino delgado
Mayor
Tierra
Dulce
Gusto
Bazo /
Estómago
Índice
Páncreas
Metal
Picante
Aroma
Pulmón
Intestino grueso
Pulgar
Agua
Salado
Audición
Riñón
Vejiga urinaria
Meñique

Elemento
Emoción y talante
Emoción
Emoción
(positiva)
(negativa)
Madera
Flexibilidad, creatividad
Capacidad de planificación
Cólera, ira, estrechez de miras
Fuego
Alegría, apertura
Claridad mental
Falta de alegría, aislamiento, desconcierto
Tierra
Estabilidad, realismo
Carácter razonable
Obsesión, preocupación, duda, sentimentalismo, perfeccionismo
Metal
Raciocinio, Confianza plena
Sentido de la justicia
Tristeza infinita, incapacidad de "soltar"
Agua
Voluntad, humildad
Coraje
Miedo, desánimo

 fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Cinco_elementos

2 comentarios:

  1. Ismag,

    Tengo una propuesta para ti, ya que el título de tu blog es que las piezas del puzle simpre deben encajar. ¿como encajarías el tao con la astrología? ¿tienen algo que ver los signos del zodiaco, en el que cada uno pertenece a un elemento, a los elementos en la evolucion biologica?.

    Ah, hace dias que sigo tu blog, muchas felicidades por atreverte a hablar de cosas que por las que a mucha gente te trata de raro.

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo, gracias por la felicitación. Sobre tu pregunta, es una gran pregunta, yo también me la hago. He estudiado astrologia (la occidental, tambien hay hindú, china, y no sé si más) lo suficiente para distinguir relativamente las caracteristicas de los 12 signos zodiacales –esto fue lo que me hizo entender la vida como el puzzle que es- y mi conclusion es que los llamados 4 elementos de astrologia no se corresponden con los 5 elementos de la filosofia china. En astrologia se distinguen fuego, aire, tierra y agua, pero sus descripciones no se relacionan directamente con las descripciones de los cinco elementos de idéntico nombre (que son 3 de los 5), asi que el hecho de compartir los nombres crea confusión.

    Todo y con eso, atendiendo a los significados, diria que cada fase o elemento, se relaciona con su segmento en la rueda astrologica si la dividimos por 5. Es decir, y como ejemplo, a la fase dos (“fuego”) que describe un carácter adolescente, le corresponderia parte de Géminis, Cáncer y parte de Leo. Éstos tres signos comparten los atributos de imaginativo, idealista y exagerado, y pienso que encajan bastante bien en el carácter adolescente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...